Ben Klock: estandarte del techno berlinés, de nuevo en Medellín

ben-klock

Ben Klock no necesita una gran introducción, pues durante la última década se ha establecido en una institución incuestionable de la escena electrónica alemana y, principalmente, una figura estandarte del movimiento techno moderno de Berlín; convirtiéndose en un símbolo cultural de la agitada movida local.

Siempre ha permanecido íntimamente ligado a la coyuntura del género a nivel nacional e internacional, fundamentando un camino sólido hacia el reconocimiento y una reputación intachable que permanece en constante construcción y renovación a pesar de su ya engalanado éxito. Desde 2005 es residente estelar del mítico club Berghain en la capital alemana y quienes han atestiguado sus actuaciones pueden rendir cuenta de un talento referenciado tanto por su basta selección musical y habilidad para hacer inmersiones profundas dentro de las fronteras del techno, como también por la diversidad de influencias para crear ambientes irrepetibles dentro de la pista de baile.

 Ser residente te enseña muchas cosas. Siempre creo que puedo ir más profundo y más intenso por lo que los sets son más largos, y lees mejor al público y aprendes cosas que no aprenderías si solo te dedicas a tocar sets de dos horas por todo el mundo. Puedes aprender otras cosas en los sets más cortos, pero no tienes esa intensidad. También aprendes a presentar algo nuevo cada mes para esas personas que van a verte regularmente. Las residencias definitivamente son un reto.

(lee más aquí)

Klock es uno de los pocos Dj’s en el mundo capaz de transmitir esa difícil conexión emotiva que en algunas ocasiones parecer estar ausente del techno debido a su naturaleza oscura y áspera. Esta simbiosis le permite ser un artista versátil y desempeñarse sin dificultad alguna en grandes festivales o clubes pequeños alrededor de mundo, sello característico que ha definido su trayectoria

El techno no es algo oscuro ni depresivo. En los noventa, cuando se estableció con fuerza en Berlín, fue un sonido esencialmente positivo. La gente realmente creía en algo. También la música era bastante melódica, como los sonidos de Detroit. Sí es cierto que ahora estamos en una “era” con sonidos más oscuros; mi propósito, no obstante, siempre ha sido introducir algo de luz en el techno.

(lee más aquí)

23120089_2456208851271311_1624870648055061146_o (1)

Si bien su énfasis actual se ubica en las giras como Dj, los inicios de su carrera datan de una primer faceta como productor en Ostgut Ton, donde editó memorables piezas como “Dawning” junto a Marcel Dettmann, el gran clásico “Subzero” y el EP Compression; sin embargo, sería el críticamente aclamado larga duración ONE de 2009 el que terminaría como un disco infaltable entre las colecciones de vinilos de selectores en todos los continentes. También se abrió paso gracias a remezclas de originales de Depeche Mode, Robert Hood y Kenny Larkin; además, Ben fue el responsable del tradicional compilado de la discoteca londinense Fabric en 2012 y ganador del “Mix esencial del año” de la BBC en 2015.

No soy tan purista del techno. Lo que es más importante para mi es la música, la vida, los sentimientos y lo que transportas con esa música, y el techno es solo mi herramienta para transportar esas emociones. En realidad es sobre el toque humano detrás de esto. A veces lo veo más como una cosa de chamanismo que pone a la gente en trance o cambia direcciones. La música es una herramienta. Saco mucho de mis estados de ánimo, creo.

(lee más aquí)

En 2006 lanza su propio sello Klockworks, a través del cual dio rienda suelta a una faceta más cruda e inclinada hacia el minimalismo. Por otro lado, poco a poco ha expandido su propósito más hacia la intención de desarrollar su  propia exploración sonora y proyectar nuevos talentos similares a su gusto, tales como Trevino, Etapp Kyle y DVS1, quienes han recibido el aval de su espaldarazo. El apogeo de su marca pronto tendría acogida internacional mediante showcases en diversas locaciones trans oceánicas como Nueva York, Barcelona, Detroit, Berlín, Londres y muchas más en el horizonte.

El sello fue al principio únicamente mi plataforma. No tenía pensado incorporar a más artistas. Solo cuando escuché el directo de DVS1 pensé, ¡Wow, necesito a este tipo! Me comentaron que DVS1 nunca había publicado nada, y ese fue el momento en que pensé que el sello tenía que cambiar. Ahora disfruto mucho con eso. Escucho todas las demos que recibo y, a veces, cuando encuentro algo interesante o con potencial, me gusta ayudar un poco e implicarme con alguien: “quizás con este tema podrías tirar hacia esa dirección”. Me encanta ir trabajando con el músico por varios sentidos. Me gusta mucho tener una plataforma para nuevos artistas que también lo es al mismo tiempo para Djs más consolidados.

(lee más aquí)

Adquiere tus boletas en las sedes Chef Burguer, ID Store y promotores autorizados.